LIBRO Y ENCUADERNACIÓN: INTERPRETACIONES

L I B R O   Y   E N C U A D E R N A C I Ó N:  I N T E R P R E T A C I O N E S

 

Como ya sabemos, encuadernadores hay muchos, pero maestros en el arte y el oficio de la encuadernación, en cambio, muy pocos. Es decir, maestros que son grandes encuadernadores y, al mismo tiempo, grandes artistas capaces de ilustrar e interpretar con incomparables maestría y creatividad el contenido del libro sobre el cual están trabajando.

Y es que la dupla maestría -perfecto dominio del oficio- y creatividad no es siempre está presente. Hay muchos encuadernadores dueños de una habilidad y una destreza incomparables, pero cuya creatividad o sentido estético brillan por su ausencia; así mismo, otros poseen una imaginación y un sentido estético asombrosos, pero un oficio no siempre perfecto.

Desde luego hay grande excepciones; y esto sucede porque, a veces, la pura creatividad, por sí sola, es capaz de colmar cualquier carencia a nivel técnico. Es el caso de artistas que no son encuadernadores -es decir, que tienen escaso o ningún dominio sobre el oficio- pero cuyo trabajo resulta siempre perfecto.

Para ilustrar lo anteriormente dicho, presentamos en esta entrada algunos ejemplos* -todos excepcionales- de trabajos muy distintos entre sí, tanto en estética como en formato y técnica: cuál es más bello, interesante o traduce mejor el mensaje contenido... eso dependerá de la mirada de cada uno.

*Todas las obras -las imágenes- salvo Hunger, de Richard Minsky, fueron tomadas del Guild of Bookworkers, organización nacional norteamericana de las artes del libro y cuyas exposiciones en línea ya hemos mencionado anteriormente.