EDITAR UN LIBRO

En esta página explicaremos paso a paso cómo editar libros si no es posible contar con algún programa de edición como InDesign, PageMaker u otro. El programa utilizado es un procesador de textos como Word. Este tipo de edición, más "artesanal", se recomienda para libros de un formato no superior a 21,6 x 16,5* y que no superen las setenta/ochenta páginas ya que, si bien puede lograrse un resultado perfecto, el proceso es largo y lento.

Antes de comenzar es necesario calcular el número de páginas que tendrá nuestro libro, agregando una o dos en blanco (recto/verso) al principio, otra al final, la de portada, la del colofon si existe, etc. Hecho esto, se puede proceder a realizar la maqueta o modelo que nos permitirá saber cómo imprimir el libro.

REALIZACIÓN DE UN MODELO

Tomando en cuenta que una hoja doblada en dos equivale a cuatro páginas (fig. 1), dividir el número de páginas de nuestro libro por 4. Esto nos dará el número de hojas que necesitaremos. Por ejemplo, si nuestro libro tiene 40 páginas, necesitaremos 8 hojas para realizar la maqueta. Si el número de páginas de nuestro libro no es divisible por cuatro, agregamos páginas en blanco al principio y/o al final hasta obtener el número necesario.

Formar los cuadernillos con el número de hojas obtenidas. Un cuadernillo se arma reuniendo "a caballo" tres, cuatro o más hojas dobladas: tres hojas si el papel es muy grueso (más de 220 grs. de espesor), y cinco o seis sólo si el papel es de menos de 100 grs.

Todos los cuadernillos deben llevar, idealmente, el mismo número de hojas dobladas. Sin embargo, si luego de armar los cuadernillos con un mismo número de hojas cada uno, nos quedan una o dos hojas solas, volver a distribuirlas alternando su número del modo más equilibrado posible. Por ejemplo: un cuadernillo de tres hojas - tres cuadernillos de cuatro hojas - un cuadernillo de tres hojas; o bien: dos cuadernillos de dos hojas, tres de tres hojas y dos de dos hojas.

Una vez formados nuestros cuadernillos procederemos a enumerar las páginas, desde la primera a la última, incluidas las blancas. Las fig. 2 y 3 muestran cuadernillos de tres y cuatro hojas cada uno, respectivamente, con la numeración de las páginas (las flechas indican los números de página del reverso de las hojas).

El siguiente paso consiste en "trasladar" el contenido de nuestro libro (texto, imágenes) a los cuadernillos. Un buen método para ello es escribir, en cada página, alguna palabra o frase clave que luego nos indique claramente lo que va en ellas: el título, dos o tres palabras descriptivas, etc. En la fig. 4 vemos un ejemplo tomando como base un cuadernillo de cuatro hojas.

Continuamos haciendo lo mismo con cada cuadernillo, hasta haber posicionado, en cada página, todo el contenido de nuestro libro. Nuestro modelo está terminado.

 

DIAGRAMACIÓN EN WORD O PROGRAMA SIMILAR

→ Comenzamos por crear un nuevo documento de texto. El fomato de este debe ser el siguiente:

  • Tamaño de las hojas: fijaremos estas medidas según nuestros requerimientos o tomando en cuenta el formato máximo que nos permita nuestra impresora. Un buen tamaño es 21,6 x 33.
  • Posición de las hojas: en sentido horizontal ("apaisadas").
  • Disposición/formato de texto: dos columnas de igual ancho. La medida de la separación entre las columnas deberá ser el doble de la de los márgenes (si tenemos márgenes de 1 cm. de ancho a cada lado, la separación entre las columnas deberá ser entonces de 2 cm.).
  • Sugerencia: en el menú Ver de nuestro programa, escoger la opción de visualización Diseño de impresión; y en el menú Herramientas, en Opciones - submenú Ver, escoger Límites de texto. Esto nos permitirá visualizar mejor el área de trabajo de cada página.

Una vez formateado el documento, presionamos "enter" para crear tantas hojas en blanco como necesitaremos. Esto permite que tanto textos como imágenes tengan luego una posición definida dentro del documento, no queden "flotando" o pierdan la posición en la queremos ubicarlos.

Luego volvemos al modelo y abrimos (desplegamos) los cuadernillos, con el fin de visualizar cada hoja por separado con los respectivos contenidos de sus páginas. El cuadernillo de la fig. 4, separado en hojas y con todas sus anotaciones claves a la vista, quedará como se ve en la fig. 5.

Esta disposición de los contenidos obtenida mediante el modelo nos permite ahora saber que la página 1 y la 16 van en la misma hoja, así como la 3 y la 14, la 5 y la 12, etc.

Para terminar, reportamos a nuestro documento de texto los contenidos señalados en las hojas del modelo con las anotaciones o palabras claves (fig. 5). Una vez hecho esto, las hojas de nuestro primer cuadernillo, en el documento de texto, quedarán como aparecen en la fig. 6.

Hacemos lo mismo con los restantes cuadernillos hasta haber completado todas las hojas/páginas de nuestro libro.

→  El libro está listo para ser impreso.

Una vez impresas todas las hojas, las doblamos en dos y armamos los cuadernillos según la numeración de las páginas. Ya se puede coser y terminar el libro.


SUGERENCIAS / INDICACIONES VARIAS

Para posicionar textos en cada una de las páginas correspondientes, lo más sencillo es convertirlos, desde el documento original, en imágenes. Esto se hace del siguiente modo:

  • Seleccionar el texto en cuestión con el botón derecho del mouse
  • Elegir la opción Copiar (o Cortar) del menú Editar.
  • Elegir, en Pegado Especial del menú Editar, la opción 'Imagen (metarchivo mejorado)'. Esto porque trabajar con imágenes es mucho más sencillo; estas pueden ser dimensionadas al tamaño que se necesite y posicionadas en cualquier parte del documento.

El número de página es más fácil posicionarlo si creamos un pequeño cuadro de texto, sin marco o borde, lo copiamos y lo vamos pegando en cada página en el lugar elegido (esquina superior derecha, esquina inferior derecha, al centro, etc.). Luego vamos llenando cada cuadro con la cifra correspondiente. Esto permite que todos los números de página estén tengan el mismo formato y estén a la misma altura.