VOCABULARIO V

VOCABULARIO V: ELEMENTOS DE UN LIBRO

 

El Vocabulario V está dedicado particularmente a los que se inician en el oficio, la bibliofilia y, en general, a todos los amantes de los libros. En esta ocasión, y nuevamente para aclarar dudas, hablaremos de algunos de los elementos importantes que componen un libro.

Las hojas de guarda son hojas de papel decorado o de color, habituales en libros de tapa dura, que van siempre al inicio del libro, una mitad pegada a la tapa y la otra volante o suelta. Las hojas de respeto, en cambio, son páginas en blanco al principio y al final del libro, entre las guardas y el cuerpo, y pueden ser una, dos o más. Actualmente, sin embargo, y para abaratar costos, las grandes editoriales prescinden de ellas o bien ponen a lo más una, por lo que, en general, sólo se encuentran en ediciones especiales o de lujo.

Libro con sus hojas de guarda y una de respeto a continuación; a la derecha algunos de los papeles decorados que se utilizan para las guardas

El frontispicio es una imagen situada a la izquierda de la portada del libro en una página independiente. Si es un retrato, casi siempre es el del autor, pero también puede ser alguna imagen relacionada con el contenido de la obra. Los frontispicios fueron frecuentes hasta principios del siglo XX -aproximadamente-, luego de lo cual fueron cayendo en desuso hasta desaparecer casi por completo.

Tres ejemplos de frontispicio (al lado izquierdo de las portadas)

La portada es -y siempre ha sido- la página que lleva la información más importante del libro: el título, el autor, la editorial y el lugar y la fecha de publicación. Actualmente, sin embargo, se acostumbra a poner los dos últimos datos -lugar y fecha- en el colofón (ver más abajo).

Ejemplos de portadas modernas y contemporáneas de distintos estilos

El epígrafe es una cita extraída de otro libro y/o perteneciente a otro autor y cuya función es complementar el título de la obra o dar una idea general acerca de la temática de la misma. La dedicatoria, en cambio, es un breve texto mediante el cual el autor le dedica su libro a una persona o un grupo de personas en particular. En cualquier caso, ambos elementos van siempre puestos después de la portada.

La portadilla: título de cada parte o de cada uno de los capítulos de un libro, puestos en la página anterior de los mismos. Por lo general las portadillas impresas de esta manera se encuentran en ediciones especiales y de lujo; en las más corrientes, en cambio, se usa ponerlas en la misma página en donde comienza el capítulo.

A la izquierda tres ejemplos de epígrafe, y a derecha dos de portadilla

Finalmente, el colofón, que antiguamente iba al final del libro y en la actualidad al comienzo, es la página que lleva, a diferencia de la portada, la información completa del libro: editor, registro de propiedad, ISBN, tiraje (número de libros publicados), número de edición, fecha, lugar, etc. Sólo algunas ediciones especiales o de lujo sitúan el colofón al final; en estos casos se acostumbra a poner, además, otros datos tales como el tipo de papel utilizado para las páginas, la tipografía, el número de ejemplar y otros datos.

 Cuatro ejemplos de  colofones . Estos pueden ir impresos tanto en la parte superior y el centro como en el pie de la página.

Cuatro ejemplos de colofones. Estos pueden ir impresos tanto en la parte superior y el centro como en el pie de la página.

Para terminar y a modo de síntesis: el orden habitual de los elementos mencionados, en un libro, es el siguiente (en negrita los únicos utilizados hoy por la mayoría de las ediciones corrientes):

  • Hojas de guarda (en ediciones corrientes por lo general son blancas)
  • Hojas de respeto
  • Portadilla (sólo el título de la obra en una página independiente)
  • Frontispicio
  • Portada
  • Colofón moderno (el actualmente en uso, por el reverso de la portada)
  • Epígrafe (y/o dedicatoria, en la misma página o en dos distintas) 
  • Portadillas (títulos o números de las distintas partes y/o capítulos del libro en páginas independientes)
  • Colofón antiguo, al final del libro, pero actualmente en desuso

PIEL HUMANA

ENCUADERNACIONES EN PIEL HUMANA

 

Hasta hace muy poco, cada vez que pensaba en piel humana utilizada de la misma manera que la piel habitual para encuadernación -de vaca o ternero y de cabra-, por lo general lo asociaba inmediatamente con fetichismo, algún tipo de ritual secreto y siniestro o el testimonio de alguna clase de tortura; quizás por el inolvidable –y espantoso- recuerdo de las pantallas de lámparas hechas con piel de judíos en distintos campos de concentración durante la II Guerra Mundial.

De cualquier manera y cualquiera sea la asociación, hoy en día la sola idea de un libro encuadernado con la piel de un ser humano, con toda probabilidad nos parecería por decir lo menos macabro.

Esta idea o sentimiento, sin embargo, es un concepto cultural que no tenía el mismo peso en el pasado, cuenta la historia. Efectivamente; entre los siglos XVII y XIX los libros en piel humana, si bien no eran frecuentes, tampoco eran raros.

Pero no cualquier libro se encuadernaba en piel humana; de hecho los motivos eran mayoritariamente tres: castigo, memoria y coleccionismo.

Castigo

Hace algunos siglos los hombres más “castigados” públicamente eran los asesinos en serie o aquellos que habían cometido crímenes particularmente atroces. La pena se desarrollaba en varios pasos, uno en vida y los otros después de la muerte: primeramente era decapitado o ahorcado -pena en vida-; luego su cuerpo era desmembrado y, después de (eventualmente) quitarles la piel, las distintas partes eran diseminadas y enterradas en lugares distantes entre sí y anónimamente.

Esta última etapa era quizás la peor de todas, puesto que dicho anonimato no sólo impedía una “cristiana sepultura” -casi tan importante como el bautismo para cualquier creyente de la época- sino que, además, buscaba borrar todo recuerdo posible del condenado.

Actualmente, sin embargo, esta condena al anonimato resulta bastante paradójica en los casos de condenados a quienes se les había sacado la piel: el sólo hecho de encuadernar un libro o un cuaderno con ella convertía ese libro o ese cuaderno en un verdadero cenotafio: ¿y qué es un cenotafio sino un monumento a la memoria del que se pretendía borrar de la memoria de cualquiera?

El caso históricamente más famoso es el de William Burke (imagen a la derecha), asesino en serie ajusticiado en 1829 y cuya confesión se cree fue encuadernada con su piel. Sin embargo aún se conserva, hasta hoy, un pequeño cuaderno llamado Burke Skin Pocket Book ("Libro de bolsillo de (la) piel de Burke"), una suerte de porta documentos, más bien, sin páginas, que incluye un pequeño lápiz y que actualmente se encuentra en el Surgeons’ Hall Museums, en Edimburgo (UK).

Memoria 

La segunda razón histórica de las encuadernaciones en piel humana era la del recuerdo y la memoria. Un ejemplo bien conocido hoy es el de un libro encuadernado con la piel de un asaltante de caminos del s. XIX y que se encuentra en la Boston Athenaeum Library. Publicado en 1837, lleva el muy esclarecedor título de Narrative of the life of James Allen : alias George Walton, alias Jonas Pierce, alias James H. York, alias Burley Grove, the highwayman : being his death-bed confession to the warden of the Massachusetts State Prison (Historia de James Allen: alias George Walton, alias Jonas Pierce, alias James H. York, alias Burley Grove, el asaltante de caminos: siendo esta su confesión en el lecho de muerte al Alcaide de la Prisión Estatal de Massachusett). Estando en prisión Allen pidió que, después de su muerte, su piel fuese utilizada para encuadernar las dos copias del libro que contenía el relato de sus crímenes: una destinada a John Fenno Jr., el único hombre conocido por haberlo enfrentado y haber permitido su detención, y la otra para su médico de cabecera.

Coleccionismo

Antes del siglo XX el cuerpo humano era un área muy poco explorada y conocida, al contrario de lo que sucede hoy. Biología y anatomía humanas comenzaban muy lentamente a ser estudiadas y comprendidas, y los libros sobre dichos temas eran particularmente voluminosos, puesto que cada día se le agregaban nuevas notas y nueva información. Al mismo tiempo, el número de cuerpos diseccionados por estudiantes de medicina era enorme, por lo que la encuadernación de tales libros en piel humana no era de sorprender.

Entre los raros ejemplares aún existentes que pertenecieron a médicos, se destacan varios volúmenes originalmente pertenecientes al Dr. John Stockton Hough. Encuadernados con la piel de una de sus pacientes, Mary Lynch, una inmigrante irlandesa fallecida por triquinosis* en 1869, actualmente los libros se encuentran en el Mütter Museum del Philadelphia College of Physicians (EEUU).

Otro ejemplo es el de un libro del s. XVI sobre la virginidad femenina y los órganos reproductivos, hecho encuadernar con la piel de una mujer desconocida por el anatomista francés Ludovic Bouland en el s. XIX.


PARA MÁS INFORMACIÓN:

Actualmente, si bien son muy pocas las bibliotecas que poseen los escasos ejemplares existentes encuadernados en piel humana, en internet es posible encontrar una vasta información. Entre los muchos sitios web sobre el tema destacamos los siguientes:

VOCABULARIO IV

VOCABULARIO IV: INCUNABLE

 

En casi todas las lenguas del mundo -incluida la nuestra- existen palabras que alguna vez perdieron su significado original y que, con el tiempo, pasaron a definir cosas muy distintas o incluso equivocadas.

 El primer incunable, la Biblia de J. Gutenberg

El primer incunable, la Biblia de J. Gutenberg

Tal es el caso de un término cuyo uso hoy en día es popular, pero erróneo, y que está estrechamente relacionado con el universo de los libros y la encuadernación: incunable. Utilizado frecuentemente, casi como un adjetivo, para definir todo libro 'antiguo' o 'muy antiguo', lo cierto es que el término incunable determina no un cierto tipo de libro sino que una época en la historia del mismo.

Incunable (del latín incunabulæ, en la cuna) hace referencia a los primeros cincuenta años después de la invención de la imprenta (1453) y a todos los libros impresos en ese período; dicho de otro modo, a todos los libros impresos en vida de J. Gutenberg o mediante imprentas fabricadas directamente a partir de la original. Es decir y en palabras simples: salvo en casos raros y/o muy excepcionales, sólo los libros impresos entre 1453 y 1500 son y pueden ser llamados incunables.

VOCABULARIO III

VOCABULARIO III: SIGNATURA, RECLAMO Y NUMERACIÓN

 

En una de nuestras entradas anteriores (Diseñadores y Encuadernación) hablamos de los distintos términos que definen el 'cuerpo' de un libro, desde la perspectiva de la encuadernación: hoja, página y cuadernillo:

Hojas, páginas y cuadernillos se ordenan, básicamente, por el texto que estos soportan, premisa que nos lleva directamente al tema de esta entrada: la ordenación y compaginación de un libro.

Hasta hace muy poco, no más de ciento cincuenta años, la encuadernación era un oficio puramente manual y, como tal, siempre acarreó la posibilidad de que, al coser el libro, el encuadernador se equivocase en el orden de páginas y cuadernillos. Para evitar que esto sucediese, se inventaron tres sistemas de ordenación, utilizados en distintas épocas de la historia: el reclamo, la signatura y la numeración

El reclamo, en uso desde el siglo XII, es una palabra que se encuentra en el margen inferior de cada página, a la derecha, y que reproduce la primera palabra de la página siguiente. Mientras el libro fue manuscrito -y 'producido' uno a uno- la posibilidad de un error en la compaginación era muy rara, por lo que las páginas sólo eran ordenadas mediante este sistema.

Con la invención de la imprenta en 1450, al reclamo se sumaron dos nuevos sistemas de ordenación: la signatura y, un siglo más tarde, la numeración.

La signatura es una indicación impresa en la primera página de cada hoja de un cuadernillo y que, al igual que el reclamo, va puesta en el margen inferior. Constituidas por letras y números (A, A2, A3, etc.*), las signaturas estaban destinadas al impresor y al encuadernador para permitirles la correcta ordenación de los cuadernillos y, al mismo tiempo, la corrección de eventuales errores de impresión.  

El sistema de numeración de las páginas fue el último en aparecer (siglo XVI); es también el único que se conserva sin cambios hasta el día de hoy**.

*   También se numeraba con números romanos, tanto con minúsculas (ii, iii, iv, v...) como mayúsculas (II, IV, V...). Por otra parte, si el número de los cuadernillos era mayor a las letras del abecedario, estas se repetían pero en forma doble: Aa, Bb, Cc, etc. (ej.: Aa - Aa 2 - Aa 3, etc.).

**  El último sistema para el orden de los cuadernillos fue el de trazos impresos en el pliegue central de los cuadernillos (ver imagen). Frecuente hasta mediados del siglo XX, este sistema dejó de ser utilizado una vez que la producción de libros se volvió completamente industrial y automatizada.

LAS BIBLIOTECAS MÁS BELLAS DEL MUNDO

LAS BIBLIOTECAS MÁS BELLAS DEL MUNDO

 

Todas las ciudades importantes de todos los países del mundo, desde los más jóvenes hasta los más viejos, cuentan al menos con una biblioteca pública. Cientos de ellas caben tan sólo en un par de estanterías, mientras que otras son tan grandes que ocupan edificios enteros; muchas no tienen más que algunos años de existencia, y otras son tan antiguas que su origen se pierde en el tiempo. 

Entre todas ellas se encuentran algunas de las bibliotecas más bellas del mundo, muchas de las cuales a menudo son visitadas como quien visita un museo: por su renombre, por su historia, su arquitectura y las obras que contienen. Pero ninguna de ellas existiría sin los libros que custodian ni sin lectores que las mantengan en vida y en pie: y esa es su gran maravilla. Ninguna biblioteca, por más bella que sea, será jamás un museo: porque están, y siguen, vivas.

VOCABULARIO I

VOCABULARIO I: SOPORTES DE ESCRITURA

 

Hoy comenzamos a publicar una serie de entradas destinada más que nada a quienes no están familiarizados con el oficio. Bajo el nombre de Vocabulario, la serie dará a conocer los términos más importantes utilizados para describir el libro y la encuadernación (para quienes quieran saber más sobre los mismos, al final de todas las entradas podrán encontrar un listado de enlaces relacionados con cada tema tratado).

A continuación la primera entrada de nuestro Vocabulario.


La definición literal del término libro es soporte de escritura. Dicho soporte no siempre fue el que conocemos hoy, es decir un cuerpo constituido por páginas y protegido por dos tapas. Este formato, que los historiadores llaman códex, existe más de mil años; sin embargo el primer soporte conocido fue una piedra. La imagen a continuación muestra los sucesivos y variados soportes de escritura utilizados antes de la aparición del pergamino y del papel:

El antecesor del códex -nuestro libro actual- fue el volumen. En forma de una larga banda enrollada sobre un listón de madera, el volumen existió fundamentalmente en papiro y en pergamino* -el papel sólo aparecería varios siglos después-. Ampliamente utilizado en la época del dominio romano, los fondos de grandes bibliotecas de la Antigüedad, como la de Alejandría, estaban constituidos sólo por volúmenes:

La evolución del volumen hacia el códex se produjo cuando esa larga banda enrollada comenzó a cortarse en trozos pequeños, los que, doblados en dos, originaron las páginas**:

Este cambio de estructura desencadenó uno de los hechos más fundamentales de la historia del libro -casi tanto como la invención de la imprenta en 1450-, y uno de los pocos que perdura hasta el día de hoy: una nueva  forma de leer.

 

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 

* Pergamino: uno de los dos materiales que se obtienen a partir de pieles animales (el otro es el cuero)

** Actualmente se cree que uno de los soportes de escritura más influyentes en este cambio fue la tablilla encerada utilizada por los cristianos en la época de las grandes persecuciones romanas (S. I d.C.)


ENLACES

MUSEO DEL PAPEL

MUSEOS DEL PAPEL

 

Como algunos sabemos, los chinos inventaron el papel en el siglo V dC. Durante siglos estos conservaron el secreto de su fabricación, pero en el año 751 y en el marco de derrota bélica, los árabes lo conocieron a través de algunos prisioneros chinos, entre los cuales se encontraban varios artesanos papeleros.

Cuatrocientos años más tarde y gracias a la invasión de los árabes, el papel hizo su entrada en Europa. Si bien este tardó un largo tiempo en ser adoptado por los europeos -cuyos libros no conocían hasta entonces otro material que el pergamino para sus páginas-, a fines del siglo X el conocimiento de la fabricación del papel ya se había expandido por Europa*.

Hasta el día de hoy Játiva (España) y Fabriano (Italia) se disputan por cuál de las dos fue la puerta de entrada del oficio papelero en el continente europeo (la invasión árabe se realizó justamente a través de estos dos países**); actualmente, sin embrago, es Fabriano la más conocida, quizás porque su nombre es también el de una importante marca de papeles a nivel internacional.

Pero mucho antes que el de la marca, Fabriano es el nombre de la ciudad en la que se encuentra uno de los principales museos del papel en Europa: el Museo della  Carta e della Filigrana. En él es posible conocer paso a paso no sólo el antiguo y tradicional proceso de fabricación del papel, sino que también el de impresión a caracteres móviles; el museo ofrece, además, distintos cursos y talleres durante todo el año.

Otros museos:

Para quienes quieran conocer o saber más de la historia del papel, aquí van algunos enlaces de interés:


* El documento sobre papel más antiguo del que se sabe -un manuscrito de Roger, rey de Sicilia- data del año 1102

 ** Más precisamente a través de Granada y Sicilia; en ese entonces ni España ni Italia existían como tales, es decir como los países que conocemos hoy.

LIBROS ENCADENADOS Y OTROS

 Fotografía:  Julie Somers

Fotografía: Julie Somers

LIBROS ENCADENADOS

 

 

 

 

Indagando acerca del tema de los libros con cadenas y las bibliotecas 'encadenadas' -lo que probablemente será sujeto de alguna próxima entrada-, encontré dos sitios en internet realmente muy interesantes, particularmente para los apasionados por la historia, como es mi caso. Creados y mantenidos por Erik Kwakkel, investigador  e historiador del libro medieval de la universidad de Leiden, Holanda, ambos sitios -blogs en realidad- tratan de temas similares, es decir del libro antiguo y medieval; pero si el primero es más personal, un poco a la manera de una bitácora, en el segundo (MedievalBooks) las entradas se pueden buscar por tema o por palabra clave o tag, lo que facilita mucho más la lectura. En ambos casos, sin enbargo, cada entrada es una invitación a ir un poco más allá, saber más y encadenar nuestras propias búsquedas...

Nota: Erik Kwakkel dirige, además, Turning Over a New Leaf, el proyecto de la Universidad de Leiden (Alemania) sobre la investigación de la influencia del libro medieval, (anterior a la invención de la imprenta) sobre los cambios culturales.

MÁS ENANITOS

MÁS ENANITOS

Hace un tiempo publicamos una entrada sobre libros en miniatura y la Miniature Book Society. Algunos días atrás volvimos a encontrarnos con el tema en un artículo del periódico británico The Telegraph: The world's most beautiful miniature books (Los libros en miniatura más bellos del mundo). En casi todos los casos aparece el interior de los libros, la mayor parte ellos ilustrados con dibujos, grabados y otros. Sólo unos pocos libros muestran sus tapas, que en el caso de las miniaturas eran, por lo general, recubiertas de piedras y metales preciosos (lo que finalmente los convertía joyas por sí mismos). El que aparece en esta entrada perteneció a Anne Boleyn (Ana Bolena), segunda mujer de Enrique VIII de Inglaterra, y actualmente se encuentra en la British Library (Biblioteca Nacional Británica).

ESCRIBIR E ILUSTRAR EN LA EDAD MEDIA

E S C R I B I R   E   I L U S T R A R   E N   L A   E D A D   M E D I A

 

Como muchos sabemos, YouTube es una extraordinaria fuente de información y, entre otros, de aprendizaje e intercambio de ideas y conocimientos.

En lo que respecta a los oficios del libro, esto no se queda atrás; es así como podemos encontrar desde los tutoriales más sencillos y básicos hasta verdaderos documentales sobre la historia del libro y la encuadernación.

Entre estos últimos destaca el que hoy compartimos, Making Manuscripts, publicado por el Getty Museum. El documental muestra detalladamente cómo se hace, se escribe y se ilustra un manuscrito medieval, desde la elección de la piel con la cual se fabricará el soporte hasta la última pincelada del ilustrador. ¡Imperdible!

Otros videos del Getty Museum sobre manuscritos iluminados

INSTAGRAM

I N S T A G R A M

 

De todos los sitios web existentes actualmente en internet, el Taller de Oficios del Libro está presente en dos: Facebook e Instagram. Sin embargo el que, sin duda alguna preferimos, por lejos, es éste último: principalmente porque se basa sólo en imágenes -lo que lo hace infinitamente menos abrumador que Facebook- y éstas en tags, es decir palabras-clave que, en Instagram, equivalen a temas. Todo esto hace que la búsqueda de imágenes, según los intereses de cada uno, sea mucho más simple y directa.

Y es así como encontré -y sigo- a varios encuadernadores, conservadores, artistas del libro, historiadores y otros; pero también a algunos bibliotecarios. El aporte de éstos últimos es especialmente interesante, ya que a menudo comparten imágenes de libros y documentos que pocas veces, si no nunca, han sido expuestos o publicados.
Para quienes tienen una cuenta en Instagram y se interesan por los temas mencionados, aquí va un breve listado de personas cuyas imágenes nunca dejan de sorprender (y que también es posible ver en la web):

Para terminar y para quienes quieren seguir buscando, algunos de los tags o palabras-claves más relacionados con los distintos oficios del libro son (en inglés): #bookbinding #bookbinder #bookconservation #bookarts #bookartist o #bookartists

LIBROS RAROS, LIBROS ÚNICOS

L I B R O S   R A R O S,  L I B R O S   Ú N I C O S

 

¿Quién dijo que los libros 'de artista' aparecieron sólo en el siglo XX? Desde luego, hoy consideramos libros raros y artísticamente únicos a muchos que, en su origen, no tenían más que un objetivo, por ejemplo, edificante o pedagógico (libros de catecismo, de caligrafía, de botánica, de anatomía, de viajes...) pero que destacan por la rareza de su forma y/o la belleza de sus ilustraciones. 

El manuscrito renacentista más pequeño existente (menos de 2,5 x 2,5 cm.) es un libro de oraciones en latín que contiene diecisiete ilustraciones de santos, evangelistas y apóstoles, incluyendo una delicadísima y perfectamente ejecutada imagen de la Virgen María.  Foto: Steve Adams Studio/Julian Edison

Lo cierto es que los libros realizados por encuadernadores particularmente imaginativos y dueños de una sensibilidad artística especial no fueron pocos: volúmenes en forma de corazón o de flor; libros redondos o circulares; libros 'dos en uno' -lo que los franceses llaman dos-à-dos-; libros grandes como una mesa, o tan pequeños como caja de fósforos. Y el más raro de todos, un libro sin lomo, sin columna vertebral y que se abre en distintas formas...

A continuación los invito a ver una selección de todos ellos:

ENCUADERNACIÓN PASO A PASO

E N C U A D E R N A C I Ó N   P A S O   A   P A S O

El magnífico sitio/portal Book Arts Web -uno de los mejores y más completos de su tipo- organiza y publica anualmente, bajo el nombre de Bind-O-Rama, una exposición internacional de encuadernación en línea. El Bind-O-Rama del año 2013, que actualmente se presenta en el sitio, está dedicado a la estructura y construcción de encuadernaciones históricas. Lo novedoso, y que hace esta exposición especialmente interesante, es que los libros presentan, al mismo tiempo, todo el proceso realizado para su encuadernación. Imperdible.

 

 

Bind-O-Rama 2013: Historic Cut-away Binding Structure Models

ENCUADERNACIÓN MEDIEVAL

E N C U A D E R N A C I Ó N   M E D I E V A L

 

Este magnífico sitio de la Biblioteca de la Universidad de Yale nos invita a seguir aprendiendo sobre historia de la encuadernación. Las bibliotecas universitarias norteamericanas son incomparables a la hora de publicar digitalmente sus colecciones y libros, y este sitio no es la excepción.

Las secciones son dos: una dedicada a la encuadernación medieval, mediante la presentación de distintos ejemplos, formas, estilos y materiales, y otra destinada a tintas y pigmentos. Como si fuera poco es posible bajar todo el material en formato pdf.

Traveling Scriptorium

HISTORIA VISUAL DE LA ENCUADERNACIÓN

H I S T O R I A   V I S U A L   D E   L A   E N C U A D E R N A C I Ó N

 

Historia de la encuadernación en dos interesantísimos videos (YouTube). Desde las tablillas de cera hasta la encuadernación actual, pasando por una variada gama de estilos y técnicas de todos los tiempos, con imágenes únicas y de gran belleza. Imperdible.

Historia visual de la encuadernación - primera parte

Historia visual de la encuadernación - segunda parte